Estructura

Montederramo es uno de los ayuntamientos donde la despoblación se notó con más intensidad. Excepto en momentos muy  concretos, perdió continuamente población desde 1920, año en que alcanzó su máximo demográfico. Pero no solo vivió un retroceso demográfico continuado en el tiempo, sino que también fué extraordinariamente intenso, de tal forma que actualmente su población no representa si siquiera un tercio de la que poseía en 1.900. Entre 1.900 y 1.920 vivió un crecemento paseniño, cifrado no 0,10 % de incremento interanual. Entre 1.920 e 1.930 viviu unos anos de notable descenso demográfico que llegó hasta mediado del siglo, para a partir de aquí, decrecer con mucha fuerza. A día de hoy apenas supera los 800 habitantes.

Igual que en el interior de Galicia, en especial en la montaña oriental ourensana, la fuerte emigración, en la que colaboranl las desfavorables condiciones ambientales, dejo una intensisíma huella, continuada actualmente por una estrutura por edades que elevan la mortalidad muy por encima das pobres tasas de natalidad registradas en el ayuntamiento. El envejecimiento es alarmante, ya que los menores de 15 años solo representan el 4,43 % mientras que los de más de 65 años de edad representan el 43,41 %, y con tendencia a incrementarse.

La taxa bruta de natalidad con 0,0 %o e inferior a la media provincial (6,1 %o), Por lo que respecta a la mortalidad, su tasa cifrada en un 22,9 %o es superior a la de la provincia (14 %o) como consecuencia de la estructura tan envejecida de la población. El resultado es un crecimiento vegetativo muy negativo, alrededor de un  – 22 %o que no permite ver una realidad demográfica positiva. Esta situación demográfica natural no se ve compensada con un aumento externo de población.